• Ana Abbona Santin

A la conquista del caos

¿Has sentido que la cantidad de tareas pendientes no te deja respirar? ¿Has pasado la jornada moviéndote de aquí para allá o enclaustrada en tu lugar de trabajo descuidando compromisos familiares o personales? ¿Tu cabeza y tu agenda están desbordadas de asuntos para atender y “cosas que hacer”? ¿Te vas a dormir con la sensación de que tu día no fue productivo?



No me resulta difícil imaginarte.


Pero déjame decirte que el problema no es la cantidad de trabajo pendiente, sino tu intención de completarlo en forma simultánea.


Resulta que la multitarea no es tan buena como nos habían dicho y es conveniente recordar que nuestro cerebro no puede atender dos cosas al mismo tiempo, sino que alterna el foco entre una y otra. El ejemplo clásico es lo que le sucede a las personas que deben bajar el volumen de la radio del auto para poder estacionar.


La multitarea te obliga a cambiar todo el tiempo tu foco y te provoca un desgaste mental que por un lado te induce a errores y por otro lado aumenta tu estrés a veces hasta niveles insoportables. ¿El resultado? La calidad de tu trabajo disminuye, estás cada vez más atrasado en tu agenda, y no eres feliz.


Pero ¿cómo podrías cambiar los hábitos que te mantienen dentro de estas rutinas poco saludables?

  • Lo primero -como suele suceder- es apelar al autoconocimiento y preguntarte por qué vives en el caos de la multitarea. ¿Es porque no sabes o no deseas delegar? ¿Se trata de un exceso de control o de falta de organización?

  • Utiliza agendas, cronogramas y diagramas en los que puedas visualizar tus pendientes, los grados de importancia y urgencia de cada uno y el tiempo que debes destinar para completarlos. Tal vez este no sea tu estilo pero -en serio- son de gran ayuda.

  • Asegúrate de organizar actividades que te gratifiquen y te recuerden qué es lo más disfrutable de la vida: tu familia, tus afectos, tus hobbies y el disfrute.

  • Establece metas de organización y de cumplimiento de tareas y define de qué forma vas a premiarte cuando las alcances.

  • Fija una fecha para comenzar a incorporar estos hábitos, y define cuáles serán los logros que te darán la pauta de que estás conquistando el caos.

Me encantaría saber cuál es tu relación con el caos y cómo lo conquistas. Dejame tu comentario.

Abrazo,

BINARIO DIGITAL BRAND

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon