top of page

El camino efectivo para alcanzar tu bienestar en la vejez



Establecer y fortalecer vínculos interpersonales es importante en cada etapa de nuestra vida, y resulta primordial para las personas mayores. A medida que envejecemos vemos como se modifican nuestros hábitos y –en ocasiones- declina la intensidad de nuestras rutinas. Esto nos puede causar soledad y también puede disminuir la percepción que tenemos de nuestra utilidad o del lugar que ocupamos, ya sea en nuestra familia o en nuestra comunidad.


Establecer y fortalecer vínculos interpersonales es importante en cada etapa de nuestra vida, y resulta primordial para las personas mayores.


No debemos confundir la necesidad de ayuda o soporte que una persona mayor puede tener para realizar ciertas actividades con falta de autonomía. O –en todo caso- es importante tener en claro que siempre pueden existir áreas en las que una persona mayor puede conservar su autonomía o su capacidad de tomar decisiones.


Por otro lado sabemos que las personas mayores necesitan mantener su optimismo y a veces se necesita ayuda para lograrlo. Una herramienta para avivar tus emociones positivas como pueden ser la confianza, la esperanza y la motivación, es la interacción frecuente con otras personas.



La excusa puede ser el desarrollo de actividades musicales, artísticas o culturales, la asistencia a cursos y talleres o la participación en paseos y excursiones. Y el propósito es distraerse, enriquecerse con nuevas experiencias y renovar tu red afectiva.

Si manejas de forma positiva los cambios que acarrea el paso del tiempo compartiendo, por ejemplo tu experiencia de vida, intereses y puntos de vista con tus pares y con los miembros más jóvenes de tu familia y de tu alrededor, favorecerás tu capacidad de mantenerte actualizado e integrado a tu entorno. Esto redunda en una autoestima más alta y en una mejor calidad de vida.


El hecho de mantener tu vida social activa también ejercita tu agilidad mental, tu creatividad y tu flexibilidad. Esto hace que mejore tu estado anímico. ¡Aprovechemos la nueva normalidad! ¡Volvamos a los encuentros presenciales!


En resumen, debemos ocuparnos de generar nuevos vínculos, fortalecer los antiguos, y procurarnos espacios donde seamos escuchados, nos sintamos valorados y mantengamos vivo nuestro apetito por experiencias felices.

Te mando un abrazo y espero tus comentarios.

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page