¿Por qué tienes problemas de memoria?

Actualizado: oct 1

Las habilidades cognitivas presentan niveles de competencia que varían de una persona a otra. Tú y yo tenemos nuestras fortalezas y también aquellos aspectos que deseamos y podemos mejorar.

¿Recuerdas cuáles son tus habilidades cognitivas y qué es lo que te permiten hacer?

  • Aprender cosas nuevas y recordarlas.

  • Dirigir tu atención, mantener y dividirla.

  • Planificar tareas, llevarlas a cabo y evaluar su resultado.

  • Reconocer objetos y orientarte en tiempo y espacio.

  • Resolver problemas por medio de tu razonamiento.

  • Utilizar el lenguaje y comprenderlo.

  • De toda esta gran cantidad de tareas y capacidades, dos de las que más nos preocupan son la memoria y la concentración (o la falta de ellas).


La dificultad para filtrar distracciones afecta a toda una variedad de actividades de tu vida diaria, como la conducción, las relaciones sociales y la lectura, y puede tener un gran impacto sobre tu calidad de vida.


De hecho, la falta de concentración y los problemas de memoria son los inconvenientes que más mencionan los participantes de mis talleres, y muchas veces están relacionados.


En los relatos que escucho suelen reiterarse frases como:

  • “Estoy perdiendo agilidad mental”.

  • “Me cuesta recordar fechas y horarios”.

  • “No puedo concentrarme… ya no puedo realizar varias tareas simultáneamente”.


Es importante que tengas en cuenta que aquello que te afecta cognitivamente, te impide desarrollar tus actividades cotidianas en forma adecuada.


No es suficiente mantener tu atención sobre la tarea que realizas para asegurar una memoria efectiva. Es necesario también filtrar las distracciones para evitar que tu memoria se sobrecargue.


Por tal motivo, insistimos en detallar algunas estrategias que pueden ser de gran utilidad para ti:

  • Ejercita las habilidades que deseas mejorar.

  • Enfatiza tus fortalezas aprovechando las habilidades que están en el nivel que consideras el más adecuado para ti.

  • Busca alternativas que compensen las habilidades que consideras descendidas.

  • Entrena permanentemente tu atención pero -sobre todo- hazlo con el propósito de alcanzar el Bienestar Emocional, además de la Autonomía Cognitiva.

  • En forma individual o grupal (cuidándote y observando las recomendaciones sanitarias), ya sea en forma presencial o virtual, el Entrenamiento Cognitivo puede ayudarte a identificar tus puntos fuertes y mejorar tu calidad de vida.


Espero tus comentarios. Cuéntame cómo te sientes y cómo consideras que estás desempeñándote en tus actividades habituales.


Abrazo,

BINARIO DIGITAL BRAND

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon